¿Qué es la aromaterapia?

aromaterapia

 

La aromaterapia es la terapia que usa los aromas, para ello utiliza los aceites esenciales que se obtienen de ciertas partes de algunas plantas aromáticas, capturando así la sustancia volátil, conservando ésta las propiedades de cada planta.

Dicho de otra forma, la aromaterapia es la terapia que mediante el uso de aceites esenciales trata de mejorar nuestra salud o tratar ciertos desequilibrios físicos o emocionales para restablecer el equilibrio, ya que los aceites esenciales que se obtienen de ciertas plantas aromáticas tienen propiedades terapéuticas.

En este blog quiero compartir contigo la aromaterapia aplicada a la cosmética y a las emociones, existen otras aplicaciones para tratar dolencias pero considero que en dicho caso lo mejor es consultar con un experto.

Para mí el descubrimiento de la aromaterapia supuso un cambio en mis hábitos diarios y en mi forma de cuidarme, mejoró mi alimentación, mis pensamientos cambiaron, mi forma de ver la vida también y a modo de resumen empezó mi estilo de vida natural.

Porque cuando empecé a usar la aromaterapia y notar sus beneficios empecé a interesarme por otros temas naturales y por cuidarme de una manera más natural.

También creo que si aplico los beneficios de los aceites esenciales, vegetales y otros productos naturales para cuidar mi cuerpo eso repercute de manera general en mí pero no significa que si surge un desequilibrio mayor no acuda a un terapeuta cualificado o un médico.

Te pido que sigas ciertas precauciones si decides empezar a usar la aromaterapia porque aunque es una terapia natural eso no implica que ciertos productos naturales sean inocuos, todo según mi punto de vista requiere un uso responsable y eso implica tener ciertos conocimientos.

Por eso antes de usar un aceite esencial por primera vez hay que informarse bien de sus propiedades y de sus advertencias si las tiene.

aromaterapia aceites esenciales

Ahora sí, vamos a disfrutar de la aromaterapia para cuidar nuestro cuerpo y nuestra alma.

Avicena (980-1037), autodidacta, filósofo, médico, gran visir de Hamacan y autor del ‘Canon de Medicina’ además de cien obras de diversas materias inventó la destilación de plantas aromáticas, que es uno de los métodos para obtener los aceites esenciales.

Y René Maurice Gattefossé fue quien gracias a un pequeño problema en su laboratorio se dio cuenta de las propiedades del aceite de lavanda, desde aquel momento decidió investigar las propiedades de los aceites, denominando al uso de estos AROMATERAPIA.

“En la naturaleza hay un remedio para todas y cada una de las enfermedades”

Hipócrates

La aromaterapia y los aceites esenciales

Se podría decir que los aceites esenciales son como el alma de la planta.

La aromaterapia se basa en las más antiguas prácticas curativas ya que las plantas de las que se extrae el aceite esencial han sido usadas durante miles de años.

Cada aceite esencial contiene una gran cantidad de componentes que le confieren junto con la sinergia entre ellos sus propiedades y características, es por ello que las imitaciones de sus aromas nunca resultan igual de eficaces.

Algunos de los aceites esenciales más conocidos son citronela, lavanda, bergamota, azahar, geranio, jazmín, jengibre, limón, lima, menta, mandarina, mejorana, árbol del té…

“Los extractos aromáticos de las plantas son la forma más pura de energía viva que podemos introducir en un hombre”

Marguerite Maury

Precauciones en aromaterapia

Hay que tener en cuenta unas normas de seguridad y precauciones antes de usar o aplicar los aceites esenciales.

No todos los aceites esenciales se pueden usar ya que algunos son tóxicos ni todos los aceites que se pueden usar se pueden aplicar de todas las maneras.

Antes de usar un aceite hay que asegurarse de que admite su uso y la aplicación.

Los aceites esenciales se deben utilizar en pequeñas dosis dadas su gran concentración.

Conservar los frascos de los aceites en un lugar fresco y protegido de la luz.

Los aceites esenciales son inflamables.

Se deben conservar en un lugar seguro y siempre fuera del alcance de los niños.

Consultar siempre con el médico si se padece alguna enfermedad, en caso de asma, epilepsia y lesiones cerebrales.

Evitar los aceites relajantes si se tiene que trabajar con maquinaria o conducir ya que pueden producir somnolencia.

Si se sigue algún tratamiento médico se debe consultar siempre al médico de la utilización de aceites esenciales.

Los aceites esenciales nunca deben usarse en estado puro en el baño o el jacuzzi.

Las mujeres embarazadas NO deben utilizar los aceites esenciales sin consultar con el médico antes, sobre todo los tres primeros meses del embarazo.

Durante la lactancia no se recomienda el uso de los aceites ya que pueden afectar al bebé a través de la leche materna.

No se recomienda la aplicación en los niños sin la supervisión del pediatra o médico especializado, especialmente en los menores de 3 años.

Nunca ingieras aceites esenciales sin la supervisión de un experto.

Evitar el contacto con los ojos y con las mucosas.

Antes de aplicar un aceite esencial por primera vez hay que hacer una pequeña prueba en la piel para comprobar si se tolera. Sobre todo en caso de personas con la piel sensible o con alergias. Para ello se aplicará sobre la parte delantera de la muñeca una pequeña dosis del aceite diluido durante 24 horas. En caso de irritación no utilizar el aceite.

Algunos aceites esenciales son fototóxicos, por lo que pueden producir manchas o irritar la piel si después de su aplicación se expone al sol (por ejemplo: limón, lima, bergamota, melisa, naranja y mandarina).

No se recomienda la aplicación en los niños sin la supervisión del pediatra o médico especializado, especialmente en los menores de 3 años.

Nunca ingieras aceites esenciales sin la supervisión de un experto.

Formas de aplicar la aromaterapia

Formas de aplicar la aromaterapia

 Algunos aceites esenciales contienen unos principios que al penetrar en el organismo producen unos beneficios, en función de la forma de aplicarlos conseguiremos unos resultados u otros.

En este punto te digo que lo de “Más es mejor” no es cierto, los aceites esenciales se deben aplicar con ciertas dosis en función de lo que queramos conseguir, no por poner más proporción de aceite vas a conseguir resultados mejores o más rápidos, es más puede que incluso sea al revés.

El olfato

Como los aceites esenciales son muy volátiles una forma de aprovechar sus beneficios es gracias al sentido del olfato, ya que las sustancias volátiles son captadas por la mucosa nasal o epitelio olfatorio donde se encuentran las células quimiorreceptoras, de ahí la sustancia llega a las fibras nerviosas y en cuestión de segundos al cerebro y al sistema límbico que está encargado de gestionar la memoria, los instintos y las funciones vitales.

Por eso los aromas están tan relacionados con los recuerdos, porque se asocia el aroma con el recuerdo, ya pueden pasar años que cuando volvemos a oler un aroma que nos recuerda un momento de nuestra vida cuando nos vuelve a llegar este aroma al instante lo asociamos con el recuerdo.

Volviendo al recorrido de la sustancia volátil, ésta cuando llega al sistema límbico genera que libere sustancias químicas que van al sistema nervioso.

Además a través del olfato llegan las sustancias volátiles a los pulmones y luego al sistema circulatorio.

Para este tipo de aplicación se usan los difusores, también puedes crear un pulverizador

Para hacer tu propio pulverizador con uno o varios aceites esenciales es suficiente (se recomienda como máximo 3 aceites esenciales) se mezclan con agua destilada, como no lleva conservantes lo aconsejable es preparar cantidades pequeñas para que la mezcla no pierda sus propiedades con el tiempo.

Las medidas son por cada 15 gotas de aceites esenciales 100 ml de agua destilada o purificada. Hay que agitar antes de usar, conservar en lugar seco, fresco y proteger de la luz solar.

El pulverizador se usa para rociar estancias, para quitar olores, desinfectar…y también para tratar emociones

Para limpiar de energía negativa: limón

Para calmar y relajar: lavanda

Para liberar tensiones: rosa

Para estimular el buen humor: jazmín

Para quitar olores: lemon grass y lavanda

Para desinfectar: limón y pino silvestre

La piel

Es el órgano más grande del cuerpo y gracias a él las sustancias que se aplican sobre la piel son absorbidas y pasan al torrente sanguíneo.

El baño

Para realizar un baño con aceites esenciales hay que diluir el aceite con gel de baño, sales de baño o aceite vegetal para evitar que irrite la piel con el contacto directo ya que los aceites esenciales no se diluyen en el agua.

La dosis recomendada es de 10 gotas en 2 cucharadas de aceite vegetal para una bañera llena.

Si te pasa como a mí y lo de gastar tanta agua para darte un baño no te gusta siempre tienes la opción de darte baños de pies (pediluvio) o de manos.

El masaje

Para realizar un masaje con aceites esenciales se diluyen en aceite vegetal ya que la cantidad de aceite esencial necesaria es muy pequeña y además algunos aceites esenciales pueden irritar la piel si se aplican directamente.

No realizarlos después de bañarse, si la piel está quemada, irritada o hinchada ni después de comer sobre el estómago.

De normal la proporción de aceite esencial es de 3  a 5 gotas para 5 ml de aceite vegetal.

La cosmética

Los productos de cosmética natural que contienen aceites esenciales además de aportar aroma al producto principalmente aportan los beneficios para el cuidado de la piel.

cosmética y aromaterapia

Otros tipos de aplicaciones en aromaterapia son las compresas, la vaporización, la aplicación directa (existen algunas excepciones como la lavanda o el árbol del té que se pueden aplicar directamente), uso interno (no lo recomiendo sin la supervisión de un experto), inhalaciones.

Aplicaciones prácticas de la aromaterapia

  1. En el gel de baño un par de gotas de aceites esenciales o de esencias como la lavanda, limón, mandarina por ejemplo para dar un toque personal al olor del gel y además si la ducha es por la mañana el olor del limón es tonificante y si es por la noche la lavanda relaja (recuerda no usar esencias cítricas mínimo 8 horas si te va a dar el sol porque son fotosensibles).
  2. En el champú lo mismo que el gel de baño, para dar olor al champú y también porque por ejemplo la lavanda va perfecta para la dermatitis, en el caso de los niños se puede poner lavanda o árbol del té para repeler los piojos.
  3. Antes de dormir pongo en un pañuelo unas gotas de lavanda y petit grain para un sueño reparador y para relajarme los días que estoy algo nerviosa, así evito el insomnio.
  4. Ah! si se ha puesto en el gel de baño y en el champú pues en el jabón para las manos también, en este caso además del olor también se pone para desinfectar, por comodidad se echa el aceite esencial dentro de la botella de jabón y se agita bien.
  5. Añadir un par de gotas de aceite de lavanda o de árbol del té en el detergente líquido de la ropa, de esta forma la ropa coge el olor del aceite esencial y además desinfecta.
  6. Para las picaduras de mosquitos directamente se aplica sobre la picadura aceite esencial de lavanda.
  7. Para las quemaduras pequeñas y leves aplico también aceite esencial de lavanda. Alivia y cura la piel quemada.
  8. Como enjuague bucal medio vaso de agua y unas gotas de árbol del té o de lavanda.
  9. Para un baño de pies después de un día agotador nada mejor para refrescar los pies que un baño de agua con una gotas de aceite de menta, limón o lavanda diluidas en un poco de aceite vegetal.

Son aplicaciones de aromaterapia muy fáciles y rápidas de utilizar , lo que tienes que tener presente es hacer una prueba de alergia para los aceites que no has utilizado antes y asegurarte de que tienen aplicación tópica si decides usar otros aceites distintos a los mencionados.

aromaterapia en la oficina

Aromaterapia en la oficina

La aromaterapia nos puede ayudar en el tema emocional, ya sea a nivel personal como profesional.

Los beneficios de la aromaterapia en el trabajo son varios, se puede conseguir estímulo mental, actuar contra la propagación de la gripe o eliminar la tensión y el estrés entre otros beneficios.

Las combinaciones son variadas, varios ejemplos son:

Para evitar los resfriados

El eucalipto y el árbol de té que pueden mezclarse con limón o lavanda.

Pino, eucalipto y limón.

Para el estrés y la ansiedad

Lavanda y naranja.

Para la claridad y el estímulo mental

Hierbabuena, romero y albahaca.
Albahaca y bergamota.
Enebro y limón.
Eucalipto y bergamota.

 

Nunca debe usarse la información de Aroma-terapia.es como sustituto de la atención médica o de un profesional del sector. Ante cualquier duda sobre la salud se debe consultar con el médico. Aroma-terapia no se hace responsable del uso del contenido de la web. Siempre recomendamos visitar a médicos y profesionales de la salud.

 

top