fbpx

3 productos imprescindibles en tu neceser si te vas de viaje para 21 aplicaciones

3 productos para tu neceser si te vas de viaje

Productos imprescindibles en tu neceser si te vas de viaje para 21 aplicaciones.

Me encanta viajar, es algo que siempre me ha interesado, es una forma de descubrir nuevas culturas, nuevas formas de pensar, de ver la vida y romper con la rutina, es algo que siempre recomiendo.

Antes lo que me resultaba más complicado era el momento de preparar la maleta, siempre estaba con el “por si” y al final siempre terminaba llevando cosas que no usaba.

Total, que era un estrés lo de preparar la maleta, todo un debate conmigo misma por si me dejaba algo que pensaba luego seguro necesitaría y terminaba llevando una maleta que pesaba más de lo que debería.

Y la cosa empeoró cuando nació mi hijo, desastre total, porque con un niño pequeño el “POR SI” aumenta.

Al final intentando ser más práctica decidí que intentaría llevar lo justo y hacer mis propias recetas mientras estaba de viaje y el tema mejoró.

Estos son los productos básicos que me llevo de viaje:

Aceite de almendras dulces

Agua de mar filtrada

Aceite esencial de lavanda

También dos botellas pequeñas (una con espray y la otra con tapón).

Una es para mezclar aceite de almendras y agua de mar o aceite de almendras y aceite de lavanda y la botella con espray es para mezclar agua de mar con aceite esencial de lavanda.

Entre los 3 productos consigo 21 aplicaciones, por lo que el tema de espacio y peso en la maleta mejora considerablemente.

¡Así que si te vas de viaje toma nota!

 

Aceite de almendras

  1. Hidratante facial.
  2. Hidratante corporal.
  3. Acondicionador capilar
  4. Aceite de masaje.
  5. Para tratar irritaciones de la piel.
  6. Para prevenir rozaduras tanto de la ropa como del calzado.

El aceite de almendras dulces (Prunus amygdalus dulcis) virgen de primera presión en frío es hidratante, antiinflamatorio, aporta elasticidad, es apto incluso para piel sensible y delicada y mejora el estado de la piel apagada y cansada.

Contiene vitamina E que ayuda a que no se oxide.

Como hidratante corporal se aplica sobre la piel mojada después de la ducha, se seca el cuerpo sin frotar la toalla por la piel para no arrastrar el aceite y que permanezca así sobre la piel, si añades unas gotas de lavanda al aceite de almendras podrás perfumar la piel con aroma a lavanda.

Cuando se aplica sobre la piel seca crea como una barrera protectora en la piel que ayuda a prevenir las rozaduras.

En el rostro se aplica después de limpiarlo bien y aplicar el tónico. Deja que se absorba antes de maquillarte. El truco está en aplicar la cantidad justa de aceite sobre el rostro, si pones demasiada cantidad puedes retirarla con un pañuelo. De esta forma no quedará sensación de grasa en la piel.

Para el cabello aplica el aceite mínimo 20 minutos antes de lavarlo.

Para dar un masaje directamente se aplica sobre la piel y se va añadiendo aceite a medida que la piel lo absorbe, si añades lavanda será un aceite relajante.

 

Agua de mar

  1. Tónico facial.
  2. Desinfectante de pequeñas heridas.
  3. Refrescante facial.

El agua de mar es cicatrizante y tiene propiedades antisépticas y desinfecta pequeñas heridas.

La que recomiendo es la que se extrae en mar abierto, se filtra y se esteriliza porque así mantiene todos los nutrientes, minerales y oligoelementos. Yo soy fan incondicional desde que la usé por primera vez hace unos años.

El agua de mar como tónico se aplica directamente sobre el rostro y se deja unos segundos antes de secar la piel con una toalla, después ya puedes aplicar el aceite de almendras.

Ahora que ya hace calor podemos refrescarnos con agua de mar usando una botella con espray siempre que lo necesitemos pulverizando sobre el rostro o el cuerpo.

Para pequeñas heridas si no hay  acceso a un maletín de primeros auxilios se puede aplicar agua de mar hasta que se pueda curar la herida en condiciones.

 

Aceite esencial de lavanda

  1. Para las picaduras de mosquitos
  2. Repelente de mosquitos
  3. Para las quemaduras leves
  4. Para el insomnio
  5. Para el estrés
  6. Colonia
  7. Ambientador
  8. Enjuague bucal

El aceite esencial de lavanda es antidepresivo, antiséptico, cicatrizante, sedante…

Se utiliza para quemaduras, dermatitis, eczemas, insomnio, tensión nerviosa,…

Si estás nerviosa o estresada la opción de llevar un pañuelo impregnado con lavanda te puede ayudar.

Al igual que para el insomnio, deja un pañuelo impregnado con lavanda cerca de la nariz cuando te acuestes.

Directamente se aplica sobre las picaduras de mosquitos y las quemaduras leves.

Como enjuague bucal puedes usar medio vaso de agua de mar o mineral con una o dos gotas de lavanda.

Puedes preparar una colonia de lavanda mezclando agua mineral y aceite esencial de lavanda al 5%, recuerda agitar muy bien antes de aplicarla, también vale como ambientador y repelente de mosquitos.

Si te interesa aprender a elaborar colonias y ambientadores naturales en el ebook Perfuma tu vida con aromas naturales te lo explico paso a paso para conseguir el aroma que más te guste.

 

Aceite de almendras + aceite esencial de lavanda

  1. Aceite de masaje relajante (es el punto nº 3 añadiendo aceite de lavanda: 10 ml aceite vegetal + 10 gotas de aceite esencial)
  2. Hidratante facial (es el punto nº 1 añadiendo aceite de lavanda)
  3. Hidratante corporal con aroma (es el punto nº 2 añadiendo aceite de lavanda)

Si unimos las propiedades del aceite de almendras y las del aceite de lavanda conseguimos más aplicaciones, por ejemplo dar aroma al aceite corporal, incrementar que el masaje sea más relajante, elaborar un sérum facial, tratar una dermatitis o irritación cutánea…

 

Aceite de almendras + agua de mar

  1. Desmaquillante (a partes iguales aceite de almendras y agua de mar)

Se mezcla a partes iguales y con la ayuda de un disco de algodón o pañuelo se aplica sobre el rostro para retirar el maquillaje.

Para quitar el maquillaje de los ojos empapa un disco de algodón con un poco del desmaquillador, lo aplicas sobre el párpado unos segundos y con delicadeza vas arrastrando el disco para ir quitando el maquillaje.

Repite tantas veces como sea necesario hasta que consigas retirar todo el maquillaje.

Por el rostro directamente pasas el disco empapado con desmaquillador hasta retirar todo el maquillaje.

Hay que agitar siempre las elaboraciones antes de usarlas y guardarlas en un sitio seco, alejado de la luz directa y del calor.

Cierra muy bien los envases si no te quieres llevar una sorpresa, incluso es una buena opción meterlos en bolsas con cierre zip o cerrar con cinta adhesiva las botellas.

¡¡¡Y buen viaje!!!

PD: ¿sabes de alguna aplicación más? Si es así me encantaría que la compartieras en los comentarios del blog. Gracias

María

2 comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top