fbpx

Tratamiento para el cabello con argán

tratamiento-capilar

 

Cuanto más leo sobre aromaterapia más me doy cuenta de la cantidad de aplicaciones que tiene, es el caso del uso de los aceites vegetales para nutrir el cabello, en concreto el aceite de almendras dulces, el de jojoba y el de argán.

Durante mucho tiempo pensé que mis problemas de dermatitis en el cuero cabelludo se debían a mi tipo de piel,…

Y nada más lejos de la realidad.

Ya que cuando dejé de usar champú convencional de todo tipo de marcas que prometen que vas a tener la melena más bonita del mundo o los que usan las palabras mágicas “natural”.

Pero luego lees el INCI y natural es sólo un 1% de los ingredientes o  los que indican “con rosa mosqueta” “con aloe vera”…

Y es un porcentaje tan pequeño que puede que ni se note que lleva ese ingrediente natural y me pasé a los que están libres de SLS, parabenos,…

Mi piel dejó de estar alterada y desapareció la dermatitis.

Pero como no sólo usamos champú para cuidar nuestro cabello decidí dar el siguiente paso y dejé de usar también las mascarillas y acondicionadores de siempre y darle una oportunidad a los aceites vegetales.

Porque en varios libros sobre cosmética y aromaterapia leí que los aceites vegetales nutren y cuidan el cabello.

En este punto te preguntas cómo un aceite vegetal que es una grasa consigue acondicionar sin que parezca que lleves una semana sin lavarte el pelo, sobre todo las que tenemos el cabello normal/graso.

El truco está en aplicar el aceite de media melena hacia las puntas la mayoría de las veces si tienes el cabello graso.

Ya que la raíz también necesita cuidados, no tanto como las puntas ya que están más dañadas por los secadores, las planchas,…

Y otra recomendación es lavar bien con champú todo el cabello.

Como la cantidad necesaria de aceite es pequeña (aproximadamente 10 ml por aplicación) tampoco es complicado luego lavar el cabello y que quede limpio.

Pasos para usar un aceite vegetal como tratamiento capilar:

  • Con el cabello seco aplicamos el aceite por todo el cabello, sobre todo en las zonas más dañadas.
  • Dejamos actuar el aceite entre media hora y 2 horas.
  • Lavamos el cabello, si vemos que se queda apelmazado enjuagamos y volvemos a lavar.

Lo que más me llamó la atención es que el pelo no quedó encrespado después de usar el secador, así que además de no tener que usar más veces el acondicionador convencional los sérum anti encrespamiento también han dejado de ser un básico en mi rutina.

Un truco, aplico unas 3 gotas sobre las palmas de las manos de aceite y con el pelo seco reparto el aceite sobre las puntas.

Evidentemente no siempre tenemos tiempo para usar un aceite, en esos casos contamos con las mascarillas de cosmética natural.

porque aunque la piel es una barrera que nos protege también se puede dañar, y cuando eso sucede por experiencia lo digo puede llegar a ser muy molesto e incluso doloroso.

Algunos de los aceites vegetales que se pueden usar son:

  • Almendras dulces (Prunus dulcis) hidratante y suavizante.

  • Jojoba (Buxus chinensis) (cabello graso) para un tratamiento intenso.

  • Argán (Argania spinosa) es estimulante del cuero cabelludo, aportará además brillo y flexibilidad.

Además todos ellos cuidan nuestro cuero cabelludo y lo nutren.

Y para dar un punto extra se puede añadir una gota de aceite esencial de lavanda para dar un toque de olor.

Recuerda, los aceites tienen que ser de primera presión en frío.

Si te gustó el artículo te invito a que te suscribas a mi newsletter, lo compartas, comentes…

Gracias de antemano!

Besos aromáticos!!!

 

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top