fbpx

Aceite esencial de lavanda – recetas y aplicaciones

 

Aceite esencial de lavanda – recetas y aplicaciones

 

La lavanda

Antes de empezar con las recetas quiero contarte varias cosas sobre la lavanda, una de mis plantas preferidas.

La lavanda (Lavandula angustifolia) es una planta muy aromática y conocida ya que tiene una larga tradición como remedio popular y como parte del agua de colonia.

Ya los romanos perfumaban el agua del baño con lavanda, de ahí la procedencia de su nombre, lavandula es un derivado de la palabra latina “lavare” (lavar).

Su olor tan conocido por todos nos recuerda a lo limpio, a la frescura.
De la lavanda se obtiene un versátil aceite esencial, que es la esencia volátil extraída de la planta aromática por destilación por arrastre de vapor de agua.

El aceite esencial de la lavanda es conocido sobre todo por sus propiedades sedantes, no hay nada como poner unas gotas en un pañuelo e inhalar su aroma para ayudar a conciliar el sueño, ya que ayuda a combatir la ansiedad, el estrés, el insomnio, la irritabilidad…

Su aceite esencial se obtiene por destilación al vapor de los brotes florales frescos, con nota dulce y floral combina bien con la mayoría de los aceites, especialmente los cítricos y los florales.

Aunque actualmente se cultiva en todo el mundo es originaria del Mediterráneo.

Tiene usos terapéuticos para la piel, para tratar abscesos, acné, alergias, pie de atleta, caspa, dermatitis, eccema, inflamaciones, picaduras y mordeduras de insectos, repelente de insectos, llagas, granos, quemaduras, estrías…

La diferencia con la mayoría de los aceites esenciales es que no irrita la piel en estado puro (aunque lo mejor es aplicarla diluida).

A nivel nervioso tradicionalmente se utiliza para la depresión, dolor de cabeza, insomnio, tensión nerviosa, estrés…

Tiene efecto analgésico, antidepresivo, antiséptico, cicatrizante, desodorante, insecticida, tónico nervioso, sedante, tónico,…

Precauciones

Como con todo hay que hacer un uso responsable de la lavanda, ya que los excesos o el mal uso puede dar problemas, no quiero alarmarte sólo quiero que tengas presente que aunque se trata de una planta hay que tener unas ciertas precauciones para conseguir los resultados esperados, porque lo natural no es sinónimo de inocuo, también tengo que decir que precisamente el aceite esencial de lavanda es (para mí por lo menos) uno de los más fáciles de usar porque si no se tiene alergia a la lavanda se puede aplicar directamente sobre la piel si hace falta con moderación.

  • Los aceites esenciales se deben utilizar en pequeñas dosis dadas su gran concentración.
  • Conservar los frascos en lugar fresco y protegido de la luz y mantener lejos de toda fuente de calor.
  • Los aceites esenciales son inflamables.
  • Los aceites esenciales son muy volátiles por lo que hay que cerrar bien las botellas inmediatamente después de su uso.
  • Se deben conservar en un lugar seguro.
  • Las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia NO deben utilizar los aceites esenciales sin consultar antes con su médico.
  • No usar en niños sin consultar antes con su pediatra.
  • Mantener los aceites esenciales fuera del alcance de los niños.
  • Evitar el contacto con los ojos y con las mucosas.
  • Hay que lavarse bien las manos después de usar un aceite esencial para evitar que pueda entrar en contacto con los ojos.
  • Antes de aplicar un aceite por primera vez hay que hacer una pequeña prueba de alergia en la piel para comprobar si se tolera. Para ello se aplicará sobre la parte delantera de la muñeca una pequeña dosis del aceite diluido durante 24 horas. En caso de irritación no utilizar el aceite.
  • SIEMPRE recomiendo consultar antes con un médico el uso de la aromaterapia si se sufre alguna enfermedad, se está tomando algún medicamento o ante cualquier duda.

Antes de preparar una receta hay que lavarse bien las manos y lavar y desinfectar la superficie de trabajo y todos los utensilios y recipientes.

Para desinfectar se puede usar alcohol de 96°

Al ser recetas naturales que no llevan conservantes la duración es más corta, por lo que ante un cambio de olor o color se debe dejar de usar, para evitar desperdiciar producto lo mejor es hacer preparaciones pequeñas y mantener los productos alejados de fuentes de calor o de luz directa y agitar siempre antes de su uso en el caso de los productos líquidos como los tónicos por ejemplo.

Cómo elegir un aceite esencial

Es muy importante a la hora de usar la aromaterapia usar aceites esenciales 100% puros, 100% naturales y sin mezclas ni manipulaciones para evitar efectos secundarios.

Lo mejor es usar siempre aceites esenciales quimiotipados, ya que de esa forma conocemos las moléculas aromáticas del aceite esencial, porque un quimiotipo (QT) es una clasificación química, biológica y botánica de un aceite esencial que permite conocer la presencia de las moléculas que lo componen.

Sabiendo dichas moléculas aromáticas podemos saber las propiedades del aceite.

Los aceites esenciales deben llevar una etiqueta que indique su nombre botánico en latín, que se ha obtenido mediante destilación en corriente de vapor de agua y mencionar la parte de la planta destilada.

Debe indicar el número de lote y la fecha de caducidad.

Además la botella debe ser opaca y llevar dosificador.

 

 

Aplicaciones directas del aceite esencial de lavanda

Picaduras de insectos

Para las picaduras de mosquitos directamente se aplica sobre la picadura aceite esencial de lavanda.

 

Insomnio

Poner sobre la esquina de la almohada unas gotas o sobre un pañuelo y dejarlo cerca de la nariz.

 

Estrés

En cualquier momento del día si notas estrés puedes oler la lavanda para relajarte, puedes llevar un pañuelo impregnado en aceite de lavanda dentro de una bolsa pequeña con cierre hermético y sólo tienes que abrirla, oler y volver a cerrar bien la bolsa hasta la siguiente vez.

 

Llagas bucales

Se aplica sobre la llaga con la ayuda de un algodón, en el momento de aplicarla se nota un leve picazón, sin embargo tal y como indica Maggie Tisserand en su libro Aromaterapia para mujeres esta molestia se convertirá en sensación de alivio, aplicada 3 veces al día ayudará a curar la úlcera bucal.

Ambientador

Se puede usar la lavanda como ambientador usando un difusor, tienes más información sobre los difusores aquí.

Gel de baño

En el gel de baño un par de gotas para dar un toque personal al olor del gel, si te duchas por la noche te ayudará a relajarte antes de dormir.

 

Champú

Un par de gotas para dar olor al champú y también porque por ejemplo la lavanda va perfecta para la dermatitis, en el caso de los niños se puede poner lavanda para repeler los piojos.

 

Detergente de la ropa

Añadir un par de gotas de aceite de lavanda en el detergente líquido de la ropa, de esta forma la ropa coge el olor del aceite esencial.

 

Recetas de cosmética natural casera con lavanda

 

 

 

Repelente de insectos

  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 100 ml de agua destilada o de manantial

Se prepara mezclando el aceite esencial con el agua en una botella de 100 ml con espray, agitar siempre antes de usar y mantener en un lugar seco, fresco y oscuro. Se puede pulverizar tanto sobre el cuerpo como por la habitación.

 

Prevenir la alopecia

  • 2 gotas aceite esencial de lavanda
  • 10 ml aceite vegetal de pepitas de uva

Para prevenir la alopecia aplica mediante fricciones en el cuero cabelludo unas gotas de aceite esencial mezcladas con un aceite vegetal. Dejar actuar una hora y lavar.

Es útil cuando se produce la alopecia por estrés.

 

Enjuague bucal

  • 100 ml agua destilada o de manantial
  • 1 gota árbol del té (Melaleuca alternifolia)
  • 1 gota aceite esencial de lavanda
  • 1 botella opaca de cristal

Se mezclan todos los ingredientes en la botella, se agita bien y se cierra.

Dura una semana aproximadamente.

Agita siempre antes de su uso.

 

Bálsamo labial natural

  • 2 gr manteca de karité
  • 2 gr aceite de coco
  • 5 gotas aceite de macadamia
  • 1 gota aceite esencial de lavanda
  • 1 tarro de 5 ml

En un recipiente de cristal y con una espátula se mezclan muy bien todos los ingredientes hasta que quede una textura tipo crema, se rellena el tarro y se deja en la nevera mínimo 1 hora.

 

Desmaquillante y tónico facial

  • 4 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 100 ml agua destilada o de manantial
  • 1 botella de 100 ml con spray

Se rellena la botella primero con agua, se añaden las gotas de aceite, se cierra  y se agita bien.

El agua de lavanda te la puedes aplicar directamente con el spray evitando los ojos o empapar un disco de algodón y pasar por la piel para limpiar el rostro tanto de maquillaje como de impurezas.

Dura varias semanas, agitar siempre antes de usarlo y mantener en un lugar seco, fresco y oscuro.

 

Purificador de la atmósfera

  • 15 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 100 ml de agua destilada
  • 1 botella de 100 ml con spray

Se rellena la botella primero con agua, se añaden las gotas de aceite, se cierra  y se agita bien.

Agitar antes de usar. Conservar en lugar seco y fresco y proteger de la luz solar.

 

 

La información proporcionada en este artículo no pretende sustituir los servicios de los profesionales de la salud ni cualquier otro asesoramiento médico.

Recomiendo siempre consultar con dichos profesionales sobre cuestiones relacionadas con la salud o que requieran atención médica.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

top